¿Cómo es la generación Y?

La Generación Y, Generación Internet, Generación Google o Generación del Milenio la forman aquellas personas nacidas entre 1980 y 1986 que afloran ahora en el mercado laboral.

A diferencia de sus generaciones anteriores, la Generación X y la Baby Boom, la Generación Y tiene unos valores y principios distintos, tanto en la vida como en el trabajo.

Pero, ¿qué diferencia a la Generación Y de las otras con respecto al mundo laboral? Pues entre otras cosas estos nuevos trabajadores tienen grandes dosis de iniciativa, gusto por la acción, por el cambio, por la innovación y por las últimas tendencias tecnológicas. Quieren alcanzar resultados concretos, tangibles y a corto plazo y buscan horarios flexibles, autonomía, comunicación y liderazgos participativos. Quieren trabajar para vivir y no renunciar a su tiempo libre y a su vida personal, huyen de lo que han visto en sus padres adictos al trabajo. No son fieles a una empresa, sino a ellos mismos…es otra filosofía de vida y de trabajo.

¿Y cómo interactúan estas nuevas generaciones con los mandos superiores y medios de las empresas actualmente? Pues con problemas, las organizaciones no están preparadas para estos nuevos profesionales, los mandos superiores no les entienden y por tanto, no sabrán retenerles.

¿Cómo solucionarlo? Con el cambio de las organizaciones, con nuevos modelos de liderazgo, con la participación de estos empleados en la toma de decisiones importantes, motivándolos con incentivos a corto plazo, premiando la iniciativa y la innovación, la conciliación la vida laboral y personal, con políticas de comunicación que favorezcan un buen clima laboral, buscando soluciones individualizadas y a medida…

Todo esto conlleva un reto para las actuales organizaciones y no todas lo alcanzarán, sólo las más evolucionadas y preocupadas conseguirán aprovechar lo mejor de cada generación. Porque ¿no buscamos equipos de trabajo globales, diversos e integradores que saquen el mejor partido a todo el talento de nuestras empresas?

Pero para conseguir estas sinergias primero debemos entender a la nueva Generación Internet.